Socorre al diligente

¿Con qué nombre conocen los malagueños a la edificación que ocupa la esquina noroeste de la plaza de la Constitución? Una mayoría se referirá a ella como «La Económica», forma abreviada de aludir a la Sociedad Económica de Amigos del País; aunque también habrá quien la llame Casa del Consulado, por el Consulado del Mar, tribunal mercantil que también tuvo aquí su sede. Ambas respuestas son correctas, e incluso una tercera: Real Montepío de Viñeros y Cosecheros, que es la que aparece labrada en la inscripción que corona la portada. Esta triple denominación es reflejo de una relevancia institucional del edificio en la sociedad civil local que es inversamente proporcional a sus modestas dimensiones. La función asistencial, parte de las desarrolladas en sus dependencias, queda patente en la leyenda tallada en el medallón pétreo de su fachada: «Socorre al diligente / niega al perezoso».


Published in Diario SUR on 03/01/2021.

Read the original here ↗