Raíces y alas

Dec√≠a Goethe que hay dos cosas que todo hijo debe recibir de sus padres: ra√≠ces y alas. Nuestro Juan Ram√≥n a√Īadi√≥ la siguiente apostilla a la cita del maestro alem√°n: ¬ęRa√≠ces y alas. Pero que las alas arraiguen y las ra√≠ces vuelen¬Ľ, palabras que el paseante atento reconocer√° inscritas en el alcorque de piedra que rodea al olivo de la plaza de la Juder√≠a.

Puede que los arquitectos Cristina Garc√≠a Baeza e I√Īaki P√©rez de la Fuente incluyesen tal mensaje en el proyecto de dicho espacio pensando que el crecimiento equilibrado de las ciudades, como el de los hijos, se basa en el entrelazamiento armonioso de esos dos atributos: la sensaci√≥n de pertenencia a un lugar con el que sus habitantes se identifiquen y la capacidad de so√Īar un futuro mejor. Reflexiones a las que se mantiene ajena la turista que, sentada en el alcorque, consulta sus mensajes de Whatsapp.


Published in Diario SUR on 30/01/2022.

Read the original here ‚Üó