Hola, 2021.

Envidio a quienes han despedido el 2020 con un sereno balance de lo que de bueno y de malo les ha reportado; en mi caso, el a√Īo acab√≥ con la sensaci√≥n de un ej√©rcito que se retira en desorden tras una batalla. El amanecer del nuevo, en cambio, proporciona la calma necesaria para agradecer todo lo recibido durante este tiempo.

El a√Īo pasado supuso algunos planes malogrados, otros aplazados y, lo que es mucho peor, algunas p√©rdidas dolorosas e irreparables. Sin embargo, tambi√©n aport√≥ algunas satisfacciones notables. Entre ellas, dos reconocimientos a mi trabajo que me han llenado de orgullo, como son:

En el mes de junio también llegó la anhelada acreditación oficial para la docencia universitaria, tras muchos esfuerzos; y durante este curso académico continuó mi tarea investigadora en el seno del grupo HUM-976 Expregráfica. Lugar, Arquitectura y Dibujo y la impartición de clases magistrales a los alumnos de Expresión Gráfica Arquitectónica de las escuelas de Arquitectura de las universidades de Sevilla y Málaga.

A pesar de lo anómalo de la situación, también he podido ver expuestos mis dibujos:

No ha sido unos meses pr√≥digos en viajes pero, a pesar de ello, he tenido ocasi√≥n de estar presente en Compostela Ilustrada y en Lisboa para hablar de dibujo, arquitectura y paisaje. Y, ya en casa, el privilegio de tomar parte como colaborador en uno de los maravillosos talleres organizados en el Jard√≠n de la Concepci√≥n por En positivo Psic√≥logos, o dirigir algunas de las rutas ex-c√©ntricas programadas por el √Ārea de Cultura del Ayuntamiento de M√°laga.

Como arquitecto, he tenido la fortuna de ver renovada la confianza de unos clientes estupendos, a pesar de las circunstancias adversas, para desarrollar proyectos estimulantes y enriquecedores, especialmente aqu√©llos en los que el encargante no es un intermediario sino el destinatario final, y el encargo es modelar sus sue√Īos en la forma de una nueva casa, un nuevo hogar.

Por √ļltimo, pero no menos importante, debo agradecer a Diario SUR y La Opini√≥n de M√°laga la oportunidad de seguir llegando con mis art√≠culos a muchas personas de una forma totalmente libre.

Ah, y el 2020 también me trajo un regalo que llevaba tiempo queriendo / necesitando: una página web, cuyo artífice es Nono Martínez Alonso.

Sólo me queda desear que los vientos nos sean propicios en 2021. ¡Que tengamos todos una travesía venturosa!