Esforzado gandul

Puede que el gandul no sea una planta que destaque por su belleza; a fin de cuentas, su desgarbado aspecto armoniza con el carácter de los lugares en los que crece: escombreras, ruinas y taludes de carreteras. Procede de Sudamérica, su nombre científico es Nicotiana glauca y carga con la consideración legal de especie exótica invasora. A ese estigma se suma el asociado a su nombre, esta vez injustificado, pues no se puede calificar de holgazán a un arbusto pionero que prospera en condiciones tan adversas que ninguna otra especie puede rivalizar con él.

En entornos urbanos suele ser el primer vegetal en colonizar una ruina incipiente, enraizando en tejados y cornisas a punto de desmoronarse. Por desgracia, en ese insólito reducto del barrio de La Trinidad llamado Colonia San Eugenio no le faltan solares de los que apropiarse, acomodándose entre viejas chimeneas y antenas de televisión oxidadas.


Published in Diario SUR on 23/01/2022.

Read the original here ‚Üó