El √ļltimo secreto de La Mundial

Como es propio de las grandes divas, La Mundial nos ten√≠a reservado un postrer golpe de efecto. El domingo pasado se ejecut√≥ su demolici√≥n tal y como estaba programado y durante la ca√≠da nos desvel√≥ un √ļltimo secreto: a medida que la maquinaria perforaba la fachada del que fue palacete de los Condes de Benahav√≠s, horadando sus entra√Īas a dentelladas, comenz√≥ a aflorar el ADN nobiliario que como hogar de los Loring Heredia tan celosamente custodiaba.

Claro que, en una ciudad que fue pionera en la industrializaci√≥n de Espa√Īa, el linaje aristocr√°tico no se acredita mediante columnas de m√°rmol sino a trav√©s de roblones y perfiles de hierro; para sorpresa de todos, mientras los fragmentos de muro se iban desprendiendo, emerg√≠a entre la polvareda una audaz estructura de forjados enteramente met√°licos, adelantada a su tiempo y en un pr√≠stino estado de conservaci√≥n. Un testimonio ejemplar de esa estrella fulgurante que fue la industria sider√ļrgica malague√Īa del siglo XIX y de la cual la familia de los propietarios de la casa era cabeza visible.

Ha pasado una semana desde entonces; Hoyo de Esparteros, equidistante de las esculturas en bronce de Manuel Agustín Heredia y Manuel Domingo Larios, es ya un solar diáfano a disposición del contratista.

  • Publicado en Diario SUR el 06/04/2019. Puedes leer el original aqu√≠.