Bajo palio

La Puerta del Mar ya no existe. Desapareció en los tiempos de la Revolución Industrial como la mayor parte de la muralla medieval de Málaga, víctima de la piqueta y de unos aires ilustrados que acabaron con la imagen medieval de buena parte de las ciudades europeas. Tan sólo su nombre en el callejero conservó la memoria de lo que fue.

La reforma de este espacio en 1990, como parte del plan de recuperaci√≥n para el peat√≥n del centro hist√≥rico, ofreci√≥ la oportunidad de devolverle el car√°cter simb√≥lico de ¬ępuerta de entrada¬Ľ; para ello, los arquitectos Manuel de Castro y Luis Machuca dispusieron un dosel verde mediante una doble alineaci√≥n de palmeras washingtonias. Con el tiempo, los ejemplares han alcanzado las cornisas de los edificios colindantes, configurando un p√≥rtico virtual que hace que quienes entran a las intrincadas calles del coraz√≥n de la ciudad lo hagan bajo palio.


Published in Diario SUR on 31/10/2021.

Read the original here ‚Üó